Hay hoteles que nunca se olvidan, hoteles que son destinos. Bali ofrece experiencias hoteleras tan increíbles que vivirlas se convierte en un sueño real indescriptible.
Escribo estas líneas desde el hotel Four Seasons de Jimbaran. A través del cristal de mi habitación, veo mi piscina privada y el mar. Trataré de describir cada punto destacable de mis dos días pasados aquí pero sé que será insuficiente para transmitir lo maravilloso que es este lugar y cuanto merece la pena visitarlo si tenéis ocasión. Gracias, Four Seasons por este regalo sensorial, humano y cultural.

EL HOTEL :

Las instalaciones son espectaculares. Las 147 villas privadas con piscina y vistas a la playa de Jimbaran que componen el hotel se dividen en varios ‘pueblos/comunas’ (o banjar en balines) que se reparten por todo un acantilado lleno de vegetación tropical y colores isleños. Dos piscinas se unen al complejo: una ‘silenciosa’ (solo para adultos) y otra para todos, con cascada incluida y tumbonas.
Las villas son una joya arquitectural: todos los materiales traducen la calidad y exquisitez de la cadena hotelera, el lujo de los detalles trasladan al huésped hacia otra dimensión y otra era y el lujo cobra todo su sentido con lo que se siente si uno tiene el placer de dormir entre sus paredes.
Además, el Four Seasons de Jimbaran dispone de un Spa donde darse todo tipo de tratamientos y masajes, de un gimnasio completamente equipado, de un restaurante y de un bar para desayunos y cenas y de otro frente a la piscina para disfrutar de una comida al sol al mediodía. El famoso restaurante en primera línea de playa ‘Sundara’ también es parte del hotel. Tiene una piscina infinity, camas balinesas y un marco exquisito para cenas frente al mar con velas y música en directo.

Two bedrooms Premier Ocean Villa, Four Seasons Jimbaran

Two bedrooms Premier Ocean Villa, Four Seasons Jimbaran

Two bedrooms Premier Ocean Villa, Four Seasons Jimbaran

Two bedrooms Premier Ocean Villa, Four Seasons Jimbaran

Two bedrooms Premier Ocean Villa, Four Seasons Jimbaran

RESTAURACIÓN:

El desayuno-buffet del hotel se sirve en Taman Wantilan y es una maravilla. La oferta es muy extensa :comida de todas partes del mundo, cocina en vivo, un cuarto exclusivo para bollerías, panes caseros, crepes y frutas y yogures, zumos frescos y unas vistas tan bonitas que empezar el día con mal pie es tarea imposible.
En cuanto a la comida, recomiendo probar el room service (espectacular) o el menú del Pool Terrace Café.
Las cenas se pueden disfrutar tanto en Sundara como en Taman Watilan. Los conceptos son diferentes pero la experiencia es igual de espectacular.
Por un lado, Taman Wantilan ofrece una cena de tipo buffet donde descubrir sabores balineses y asiáticos, pero también platos europeos, ensaladas, comida al grill y todo tipo de postres delicatessen.
Por el otro, Sundara ofrece un concepto de cena muy interesante. Su Customized dining sirve platos de tamaños S (tapas), M (1 o 2 comensales) o L (para compartir) para que el cliente pueda probar delicias locales e internacionales a su antojo. La cena se hace frente al mar, con luz tenue y música suave. ¡Una delicia con mucha clase y un plan perfecto para una cena romántica, en familia, con amigos…o en solitario).

Desayuno en Taman Watilan, Four Seasons Jimbaran

Buffet de desayuno en Taman Watilan, Four Seasons Bali

Four Seasons Buffet, Jimbaran

Sundara, Jimbaran

Lunch at Pool Terrace Cafe, Four Seasons Jimbaran

Customized dining, Sundara

 

EXPERIENCIAS:

La particularidad del Four Seasons (y lo que más me ha gustado) es el interés puesto en comunicar la esencia de la cultura balinesa. Todo el espíritu del hotel gira entorno a la tradición religiosa y cultural de la isla y las experiencias que ofrecen van en ese sentido.
Recomiendo encarecidamente Blessings of Bali, actividad increíble durante la cual el huésped disfruta de un masaje frente al mar, una ceremonia y bendición con un sacerdote local cuyo fin es conseguir equilibrar los chakras, una clase de yoga espectacular y un recuerdo inolvidable. Participar de dicha experiencia es un alivio para la mente, el cuerpo y el corazón.

Blessings of Bali

Paseo por el jardín del hotel para aprender sobre especias y hierbas y sobre la gastronomía balinesa

 

LOS TRATAMIENTOS

El Spa del hotel merece realmente la pena. Sus faciales son tan increíbles que volvería exclusivamente una tarde a darme alguno si el tiempo me lo permitiera. Probé uno de sus revolucionarios y aclamados TDA Facials y no tengo palabras, de verdad. La experiencia en sí es maravillosa, ya que el tratamiento se acompaña de un sorprendente masaje energético y los efectos del facial son inmediatos: la piel se transforma completamente y gana una cantidad de luminosidad, hidratación y volumen impresionante. ¡Os lo recomiendo sin dudarlo!

TDA Facials, Four Seasons Jimbaran

Summary
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
3.5 based on 3 votes
Brand Name
Four Seasons
Product Name
Hotel Four Seasons Jimbaran