Nusa Dua es probablemente la costa más ‘lujosa’ de Bali. Su extendida playa de arena blanca y sus aguas claras aguardan decenas de hoteles de lujo y la zona es el destino predilecto de los amantes del ‘todo incluido’ o de la vida de resort como destino vacacional. En medio de hoteles de cadenas internacionales mundialmente conocidas se encuentra un hotel de cinco estrellas de mucha fama local: el INAYA Putri Bali.

El hotel:

El INAYA Putri se divide en dos zonas principales: la del resort y otra llamada The Village. Tuve la suerte de quedarme en la segunda, en una de las villas de una habitación que bordean una piscina-lago común. Mi villa de una habitación contaba con un baño maravilloso, un dormitorio con todo necesario para descansar tras una jornada de playa y una terraza con una piscina privada que desembocaba a través de una puerta de madera a la piscina común. ¡Una pasada!
La otra parte del hotel es muy espaciosa, y cuenta con suites y habitaciones con vistas al mar, tres restaurantes (a los que yo, por supuesto, también tenía acceso, además de poder beneficiar de un desayuno más premium en un restaurante abierto exclusivamente para los miembros de las suites y de las villas), un club para niños, varias piscinas, un spa y un gimnasio…¡Todo muy completo, moderno, limpio y agradable!

 

Comer:

Uno de los mejores recuerdos que me llevo del hotel es sin duda su restaurante Homaya, un restaurante de comida balinesa e indonesa absolutamente suculento y delicado. Recomiendo encarecidamente probarlo.
El hotel también cuenta con otro local de comida europea variado y muy agradable para el mediodia o la cena: Ja’Jan Bistro y  otro de plato asiáticos, Gading Restaurant. Recomiendo probar todas las cartas, ya que ninguna decepciona.
Los desayunos se sirven en Ja’Jan y en Homaya y son formato buffet.

El personal:

No suelo dedicarle un párrafo al staff de un hotel pero es que la gente que cuida de los huespedes en el hotel INAYA son sin lugar a dudas su punto fuerte. A pesar de ser un hotel gigante, con unas instalaciones que podrían suponer un trato frío y clásico, el resort mantiene la magia de la hospitalidad balinesa, de la sonrisa sin limites y del servicio de excelencia. Me fui del INAYA con el corazón lleno de luz y magia, y eso es lo mejor que un hotel puede darte.

 

 

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Hotel INAYA Putri Bali
Author Rating
51star1star1star1star1star