Nusa Dua. Como os comenté más de una vez, la costa Balinesa que vuelve a protagonizar un post es la costa de los resorts, de las pulseras del todo incluído y de los días de sol, tumbados en la arena y disfrutando de desconexiones con sabor a sal.
Esta vez, me hospedé en un hotel algo más pequeño que los múltiples enormes complejos que suelen poblar la zona: el Novotel Bali Benoa.

EL RESORT:
El hotel tiene varias categorías de habitaciones: algunas con terraza, otras con patio propio, cabañas con vistas al mar y hasta villas con piscina privada. Me hospedé en una habitación ‘Terraza tropical’. Mi cuarto era espacioso, con bañera (con flores incluidas) en el baño, caja fuerte y todo tipo de amenities y con una terraza monísima con ducha exterior. Limpia, tranquila, y muy cuidada.
El hotel está situado en primera línea de playa y cuenta con varias piscinas, tumbonas, un gimnasio muy bien equipado y un Spa donde me dí un masaje maravilloso del que salí medio dormida y muy, muy relajada.

RESTAURACIÓN:
El Buffet del desayuno del hotel, servido en el restaurante Uluwatu, es una auténtica maravilla: variado, lleno de cosas sanas y de influencias tanto occidentales como balinesas.
En cuanto a la comida y la cena, recomiendo encarecidamente cenar en el restaurante situado en la playa, y disfrutar de uno de los buffets temáticos para la cena que ofrece el hotel. Probamos el balinés y os aseguro que merece la pena.

NUSA DUA:
Nusa Dua no tiene realmente ningún interés de peso, sino el de otorgarse unos días de relajación y disfrute en la playa. Por eso, elegir un hotel agradable y con todos los servicios deseados es importante. Y el Novotel Bali Benoa es una opción interesante. ¿Su punto fuerte? No es enorme, los componentes del staff son maravillosos y la calidad de su comida es de destacar.

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Hotel Novotel Bali Benoa
Author Rating
51star1star1star1star1star