Bali posee su propio calendario y su propio primer día del año. El año nuevo Balinés tiene un nombre propio: Nyepi, o ‘silent day’ (día del silencio). Ese día, la isla se para literalmente. Ni coches, ni motos, ni aviones, ni tiendas abiertas…Nada de actividad y ni siquiera gente. Se prohíbe todo tipo de actividad y uno no está autorizado siquiera a salir a las calles, que unas patrullas vigilan para que nadie desobedezca. Así mismo, el uso de la luz se limita y algunas compañías de internet y telefonía cesan su actividad ese día.
Este año, decidí pasar el día de Nyepi en un lugar especial. Sabía que no iba a poder salir ni hacer gran cosa, y por eso cuidé de seleccionar una localización en la que disfrutar de la paz de tranquilidad que otorgan las reglas de ese día tan particular.

Tuve la suerte de poder alojarme en el The Royal Purnama, un lugar increíble que me dejó anonadada. El Resort se sitúa en primera línea de playa, en la zona de Gianyar (costa Este de Bali), cerca de un barrio local llamado Sukawati. El hotel es un verdadero oasis de lujo al borde del mar,  y se compone de varias villas y suites con piscinas privadas, un Spa, un restaurante, una piscina comunitaria con unas camas balinesas espectaculares y un bar al aire libre con vistas a la playa.

Me hospedé en la Jepun 1 Bedroom Pool Suite y os aseguro que alojarse ahí es igual a definir y experimentar el concepto de ‘lujo’ en su esencia más pura. Piscina privada con cama balinesa, un baño semi-exterior impresionante, una cama de la que no querrías levantarte jamás y un acceso directo desde la habitación a la piscina que me enamoró. El huésped también dispone de una pequeña cocina perfectamente equipada en la que puede pedir su desayuno si lo desea alguna mañana. ¡Y eso no es todo! El hotel ofrece también (por un cargo extra) el ‘Floating breakfast’. Se trata de un desayuno servido en una bandeja flotante en la piscina de la suite. ¡Os aseguro que merece la pena probarlo! ¡Es una experiencia inolvidable!
El restaurante del hotel también se merece una mención especial. Su chef es un gran cocinero muy atento y sus platos son una delicia sensorial en todos los aspectos. La presentación es perfecta y los sabores deliciosos. ¡Una maravilla!
En cuanto al Spa, su masaje balinés es tan relajante que es complicado mantenerse despierto mientras las manos de la masajista pasan por tu cuerpo. También disponen de un gimnasio en perfecto estado que visité varias veces durante mi estancia. No dudéis en alojaros en este hotel si tenéis oportunidad.

The Royal Purnama

The Royal Purnama

The Royal Purnama

The Royal Purnama

The Royal Purnama

The Royal Purnama

The Royal Purnama

The Royal Purnama

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Jepun 1 Bedroom Pool Suite

Floating Breakfast

Floating breakfast at The Royal Purnama

Lunch at The Royal Purnama

Lunch at The Royal Purnama

Lunch at The Royal Purnama

Lunch at The Royal Purnama

Lunch at The Royal Purnama

Lunch at The Royal Purnama

Cooking class at The Royal Purnama

Cooking class at The Royal Purnama

 

Pictures: iPhone 7 Plus