julio 13, 2016

julio 13, 2016
Vivimos estresados. Condicionados. Con prisas. Con exigencias. Vivimos corriendo de un lado para otro, tratando de sobrevivir sin ni siquiera pararnos a pensar, disfrutar,