Dónde dormir para visitar Borobudur

La ciudad de Magelang tiene ya su lugar en la lista de puntos turísticos de la zona central de Java. Rodeado de arrozales y paisajes alucinantes, Magelang es la respuesta que obtendrás si “googleas” o buscas dónde dormir para visitar Borobudur.
La ciudad y sus alrededores cuentan con algún pequeño templo a visitar y algunas tiendecitas de primera necesidad, pero poco tiene que ver el lugar con lo que uno se puede esperar de una urbe asiática. Nada de edificios altos ni rascacielos: todo se mantiene en una estética muy rural y modesta. Y es que el atractivo de esa parte de la isla es simplemente ese: la naturaleza. Paisajes que quitan el habla, cascadas, volcanes y arrozales, pueblos muy tradicionales… Por ese motivo, os quiero hablar de un hotel muy especial en el que pude quedarme a dormir unos días, con el propósito de visitar el templo de Borobudur: el hotel Puri Asri.

Un hotel muy especial

Esparcido por un terreno inmenso y rodeado de un río, de infinidad de arrozales y de naturaleza, este enorme hotel es como un viaje en el tiempo y el sitio soñado para desconectar del mundo exterior, en un retiro con toques tradicionales…y mucho amor.
Y es que el servicio del Puri Asri es absolutamente excepcional y retrata a la perfección lo que supone un servicio asiático de calidad. Cada miembro de este enorme resort se desvive por conseguir que el huésped se sienta como en casa. Las sonrisas constantes, los esfuerzos por contentar al cliente en todo momento, el afán por adaptar sus servicios a todos los deseos del que se hospede en sus instalaciones convierten la estancia en una experiencia memorable.

Tradición y lujo

En cuanto a las habitaciones, la oferta es muy completa y adaptada a múltiples necesidades: sus suites, dormitorios e incluso villas se dividen en varias categorías.


Tuve la suerte de quedarme en una de sus villas de dos dormitorios con piscina privada y la verdad es que no eché nada en falta. Si bien es verdad que el diseño del lugar no es moderno, uno se olvida completamente de ese detalle cuando se deja seducir por su estilo tradicional.
¿Y qué deciros de sus instalaciones? Este inmenso hotel tiene un gimnasio, una piscina principal, un parque para niños, todo tipo de actividades acuáticas disponibles, bicicletas, un Spa, un restaurante y un room service genial.

Os lo recomiendo si viajáis a Java en familia, ya que vuestros niños os lo agradecerán sin duda. Y, sobre todo, no duden en pedir consejos al staff para actividades y demás. Yo visité pueblecitos de la zona con un guía ideal gracias a ellos (Arum Subagti: @vw.apollo).

Osiris Martínez

Osiris Martínez

- Periodista - Motivadora - Nómada Digital -

Share on facebook
Compárteme en Facebook
Share on whatsapp
Enséñame por Whatsapp
Share on email
Envíame por Correo
Si te ha gustado, puedes conectar conmigo a diario en 

Mi
Instagram

Suscribete
Informar sobre
0 Commentarios
Comentarios Hilados
Ver todos los comentarios