fbpx

Nyepi es uno de mis días favoritos del año. El ‘día del silencio’ que sirve de inicio al calendario balinés es, para mí, un día de recogimiento necesario. Durante 24 horas, la isla de Bali cesa todas sus actividades, agradeciendo a la tierra todo lo que nos brinda a diario, dejando paso a un confinamiento reflexivo, pacífico, relajado y con gran poder espiritual. Cada año, aprovecho esa fecha tan señalada para retirarme en algún hotel. Me encanta desconectarme de todo, dejarme mimar por el lugar en el que me hospedo y abrir todos mis sentidos a la experiencia, olvidándome de todas las tareas diarias me ocupan habitualmente. Este año, pude vivir el Nyepi más increíble de toda mi vida, en mi hotel preferido de Bali: el Four Seasons at Jimbaran Bay. 

No era la primera vez que me retiraba en ese lugar tan mágico. Era la tercera. Y el servicio, la calidad y las instalaciones de ese pequeño paraíso me sorprenden y agradan cada vez más. Por eso, trataré de describir a continuación cada aspecto de ese resort tan, tan especial. ¡Espero que podáis percibir la magia del lugar!

EL ALOJAMIENTO

El Four Seasons at Jimbaran Bay se sitúa en la tranquila y espectacular bahía de Jimbaran. Construido a lo largo de una colina con unas vistas sin igual, el resort cuenta con 147 villas privadas con piscina repartidas por varias categorías (ver todas las opciones aquí).

Yo siempre me he hospedado en la Premier Ocean Villa, una villa espectacular de una habitación con vistas al mar, piscina privada, habitación con salón, baño con la bañera más maravillosa que haya visto jamás, duchas interior y exterior, vestidor y una cámara con mosquitera en la que el descanso es más profundo que en cualquier otro lugar del mundo. Cada material, cada detalle, cada producto de amenities son tan exquisitos que disfrutar de ellos es una experiencia inigualable.

 

GASTRONOMÍA

Uno de los fuertes del Four Seasons at Jimbaran Bay es, sin duda alguna, su oferta gastronómica. La materia prima del hotel es de una exquisitez y calidad tan altas que no dudaría en situarlas en mi Top 5 mundial. El hotel dispone de 3 restaurantes principales: Jala (Comida tradicional balinesa espectacular y clases de cocina súper interesantes), Taman Wantilan (que ofrece uno de los desayunos de tipo Buffet más impresionantes de la isla), y Sundara (un beach club exclusivo frente al mar que puede presumir de tener la piscina de primera línea de playa más larga de todo Bali y uno de los Brunchs más famosos de la isla). Además, el hotel dispone de un restaurante al borde de su piscina principal: Alu Café, cuyo menú elaborado por un nutricionista satisfacerá a los huéspedes más preocupados por su salud y bienestar. Finalmente (y creo que este es un punto a destacar), el resort dispone de un In-Villa dining (un Room Service abierto las 24 horas) que cuenta con la carta más extensa, completa y deliciosa que haya visto en mi vida. ¡Una auténtica maravilla! Cuidarse y disfrutar de un menú de alta calidad y muy saludable es sin duda uno de los puntos fuertes del hotel y una experiencia impresionante.

SERVICIOS

Una de las mayores señas de identidad del hotel es su cometido por acercar al huésped a lo más profundo y tradicional de la cultura balinesa. La misma estructura del hotel, que divide su distribución por ‘Villages’, imitando a la propia estructura de la isla de Bali con sus Banjars y su funcionamiento por comunas, invita al huésped a entender, experimentar y descubrir la magia de la isla. Por eso, las actividades  y excursiones que se ofrecen en el resort son únicas y muy completas. Consultar AQUÍ.

Al hospedarme durante el Nyepi, no pude salir del hotel, pero eso no me impidió poder hacer un montón de cosas: el Healing Village Spa del FS ofrece un montón de tratamientos, clases de meditación y otras actividades dedicadas al bienestar de la mano de un equipo de profesionales altamente calificados. Cada masaje, clase o tratamiento son de lo mejorcito de la isla. ¡Os lo garantizo!

Además, su gimnasio, muy bien equipado, es un lugar perfecto para todo aquel que desee quemar calorías o ponerse en forma entre comida y comida 😉

En resumidas cuentas, os diré que el Four Seasons at Jimbaran es una opción perfecta para una experiencia única, tanto para un retiro espiritual como para descubrir la isla de Bali en clave Premium, sin importar el momento del año o la ocasión elegida. ¡Yo volveré en cuanto puedas, sin duda alguna!

Summary
Review Date
Reviewed Item
Hotel Four Seasons at Jimbaran Bay
Author Rating
51star1star1star1star1star