Terima kasih, Sayan

Ya sabía que era cierto aquello de que ‘siempre vuelves al lugar donde fuiste feliz’.  Lo que no sabía es que se podía ser aún más feliz la segunda vez. Ahora lo sé. Porque me ocurrió en mi segunda estancia en el que considero el mejor hotel de Ubud, Bali: el Four Seasons at Sayan.

Ya os presenté el hotel en el post que le dediqué hace un tiempo, cuando lo pude experimentar por primera vez. En el post de hoy, solo os compartiré algunas instantáneas y las nuevas exquisitas y exclusivas experiencias que ofrece el resort que demuestran en qué el hotel es el mejor hotel de Ubud.

Un servicio impecable

Pero, antes de nada, quiero mencionar una cosa muy importante: el servicio del lugar. Y es que no digo que el Four Seasons Sayan de Bali es el mejor hotel de Ubud por nada: la atención, el cuidado de los detalles, el cariño y la impresionante profesionalidad de cada uno de los miembros del hotel convierten la estancia del cliente en una experiencia realmente única. Cada gesto, cada actividad, cada sonrisa, cada bocado y cada segundo pasado en el hotel son recuerdos imborrables en los que la palabra felicidad y lujo se quedan muy, muy cortas. ¡Por algo os digo que es el mejor hotel de Ubud! 😉

Una experiencia culinaria única

Desde hace poco, el hotel puede presumir de tener en su equipo a un chef muy, muy especial. Suta es un hombre balinés con una delicadeza, un sentido del detalle, una experiencia y una cultura culinarias y un saber hacer únicos. Tuve la suerte de compartir una charla con él, mientras me presentaba una de sus obras de arte vegetariana, Sattvic.
Sattvic no es un menú vegetariano al uso. Es un verdadero viaje sensorial  en el que los colores, el equilibrio entre los sabores y la excelencia de las materias primas se unen en una sinfonía de platos saludables que deleitan tanto al paladar como a la salud y al bienestar del comensal. Una auténtica maravilla que demuestra por qué el Four Seasons es el mejor hotel de Ubud en 2021.

El mejor hotel de Ubud… y el mejor Spa

Pero eso no es todo: en su compromiso por convertir una simple estancia en un hotel de lujo en una experiencia Wellness exclusiva, vanguardista e inolvidable, Four Seasons at Sayan ofrece toda una carta muy actualizada de masajes terapéuticos personalizados.

Entre ellos, destacaré un innovador masaje dedicado a personas enfermas de cáncer, tanto si estas están en tratamiento, pre-tratamiento o recuperación. Toda la terapia se centra en movimientos suaves, balance de energías y procesos que permiten la relajación, la optimización del sistema inmune, mejoran el descanso y dan soporte emocional.

Experiencias inolvidables

El masaje Pink Fighters (así se llama el tratamiento) se puede completar con otro muy, muy especial, que tuve la suerte de probar: la Sacred nap.

La experiencia tiene lugar en la famosa Dharma Shanti Bale del hotel, una estrutura al aire libre hecha de bambú con una arquitectura única y propia de la isla de Bali. Tras ocupar una hamaca, el huesped asiste a una hora de relajación y meditación, balanceado por los movimientos de la hamaca, el silencio del lugar y la voz suave y calmada de la terapeuta y su lectura mágica de la historia de Buddha.

Podría estar escribiendo este post mucho más tiempo, pero las palabras se quedan cortas para describir el paraíso Wellness y exclusivo que aguarda el Four seasons Sayan. Solo me queda recomendaros experimentarlo algún día, y dar gracias a todo su equipo por todo lo vivido. Suksemah, Sayan.

Osiris Martínez

Osiris Martínez

- Periodista - Motivadora - Nómada Digital -

Share on facebook
Compárteme en Facebook
Share on whatsapp
Enséñame por Whatsapp
Share on email
Envíame por Correo
Si te ha gustado, puedes conectar conmigo a diario en 

Mi
Instagram

Suscribete
Informar sobre
0 Commentarios
Comentarios Hilados
Ver todos los comentarios