Ombak Paradise

No os voy a engañar: la llegada del resort Ombak Paradise a Gili Air no fue muy bien recibida por gran parte de la isla. Gili Air es un lugar pequeño, tranquilo, en el que abundan los homestays y alojamientos de tamaño reducido, huyendo de masificaciones y la tan temida invasión hostelera que amenaza las localidades con mar y las islas del sudeste asiático.

El hotel Ombak cuenta con 250 habitaciones, una piscina tan grande que da vertigo y promete traer con su nacimiento una ola de turistas del mundo entero. Pero quise probarlo y ser testigo de sus maravillosos servicios y lujo isleño. Y la verdad es que me sorprendió muy gratamente. El equipo que me recibió me hizo sentir como una verdadera princesa.

La comida del restaurante es de destacar, y el desayuno fue perfecto. ¿Y qué deciros de su wifi? Gili Air ya es mi segunda casa y os garantizo haber probado todos y cada uno de sus conexiones a internet y no hay duda: la del hotel Ombak es la mejor de toda la isla. A pesar de su tamaño gigante, el hotel me transmitió mucha tranquilidad…y su cine nocturno al aire libre me robó el corazón. ¡Agradecimientos especiales a Mr Nyoman y a todo su equipo por todo y hasta muy muy pronto!

Photos: iPhone 7 Plus S

Osiris Martínez

Osiris Martínez

- Periodista - Motivadora - Nómada Digital -

Share on facebook
Compárteme en Facebook
Share on whatsapp
Enséñame por Whatsapp
Share on email
Envíame por Correo
Si te ha gustado, puedes conectar conmigo a diario en 

Mi
Instagram

Suscribete
Informar sobre
0 Commentarios
Comentarios Hilados
Ver todos los comentarios